“La nieve no es un obstáculo para entrenar”

Desde su hogar en Perito Moreno, provincia de Santa Cruz, el joven delantero contó la vivencia de entrenar sobre la nieve. Siguiendo las tareas requeridas por el profesor Horacio Ferrer, la promesa quemera supera las bajas temperaturas del sur del país y cumple las pautas físicas a distancia, supervisado por Israel Damonte.

A más de 2100 km de Parque Patricios, todas las mañanas  Juan Gauto prende la computadora y comienza su práctica diaria. Siguiendo la rutina semanal enviada por el preparador físico, luego de dialogar por zoom el juvenil ejercita de manera especial debido a las bajas temperaturas que percibe, en esta época del año, la provincia de Santa Cruz.

Con una temperatura de – 5 grados bajo cero, el más pequeño del plantel se explayó por la nieve durante casi dos horas para no perder el ritmo.

Vimos un vídeo de tu entrenamiento en la nieve. Contale un poco al socio del club ¿qué sensación te dio?

Si bien resultó curioso, en mi ciudad es común que en esta época del año esté nevando.

Los ejercicios en la nieve son muy similares al de la arena, la diferencia es un poco al pisar. La arena te da más firmeza que la nieve, pero la fuerza en el ritmo de trote es la misma.

¿Pero es común entrenar de esa manera?

Mirá, esta semana nevó 5 días seguidos y por eso está así la ciudad. Hacía mucho que no me pasaba esto estando acá. Esta semana llegamos a – 20 grados bajo cero y se complicó el entrenamiento, cuando pasa eso solamente hago tareas de fuerza en casa.

¿Y cómo se hace para no sufrir el frío?

Uno debe abrigarse bien. Yo en mi caso uso medias y calzas térmicas. Igual los dedos de los pies se te duermen, lo importante es estar en movimiento. Los botines para correr en la nieve son con tapones bajos y uno toma todas las medidas necesarias para no sufrir una lesión.

¿En qué consistió el trabajo?

Fui a una chacra a las afueras de Perito Moreno, y que está a mi disposición. Me acompañó un profesor que tuve acá de chico, a quien aprecio mucho. Trabajé tanto en lo físico como en lo futbolístico durante más de una hora y media. En el vídeo se ve un trabajo de velocidad y otro de fuerza contra la correntada. Utilice un paracaídas preparado para eso. Luego me tocó dominar un poco la pelota que es lo que más me gusta.

¿Se ve la diferencia al jugar?

Siempre. Es más dificultoso el dominio del balón. La nieve, por ser blanda, hace que tengas  que apoyar bien el pie al patear. Yo tuve la suerte de jugar un clásico acá con la cancha en esas condiciones y ganamos, fue mucho antes de viajar a Buenos Aires para sumarme al club.

¿Cómo te cuidas con los alimentos?

Hablo con el nutricionista del plantel pero con los alimento,  por suerte,  no tengo ningún problema. No sigo ninguna dieta en especial.

¿Extrañas el día a día con tus compañeros? ¿Con cuál estás más en contacto?

Si, se extraña muchísimo. Con Pablo Oro y Sebastián Meza hablo casi siempre y nos contamos las cosas que nos están pasando en cuarentena.

¿Estás en comunicación con Israel Damonte y el cuerpo técnico?

Sí, nos manda mensajes preguntando cómo vienen los entrenamientos. Estamos en constante comunicación, ya que hacemos zoom con el plantel y siempre se preocupan por los chicos. Me felicitaron por el esfuerzo que hago y eso a mi me llena de orgullo. Además todo esto también  lo hago por mi familia que son quienes me apoyaron siempre.

¿Tenés ganas de estar en  la Quemita o en la pensión?

Si, extraño muchísimo la quemita y más que nada la pensión que es el lugar donde vivo. No hay mejor sitio que el Ducó, sueño con tener la chance de debutar y convertir un gol con esta camiseta. Huracán además de mi club es mi casa.

Noticias Relacionadas