Marcos Gutiérrez dialogó con la Cuarta División del Globo

En una reunión que incluyó a jugadores, entrenadores, colaboradores, el Coordinadror de las Juveniles, Héctor Bracamonte y la responsable de la pensión, Gabriela López, el ex arquero de Huracán interactuó durante más de una hora vía Zoom.

 

“La Anguila” dialogó con los chicos de la Cuarta División del Club Atlético Huracán, junto a su entrenador y ex compañero, Gastón Casas, además de contar con la presencia del Coordinadror de las Juveniles, Héctor Bracamonte y la responsable de la pensión, Gabriela López, sumando a kinesiólogos, médicos y colaboradores del plantel. El ex portero Quemero dialogó una vez finalizada la reunión vía Zoom con la Web Oficial sobre la importancia de realizar actividades de estas características.

¿Cómo fue la charla? De qué pudieron hablar?
“La charla fue muy buena, siempre es bueno poder hablar con los chicos, transmitirles la experiencia que uno tuvo, sobre todo en Huracán, la etapa más importante de mi carrera, donde me inicié, la pensión y lo que me tocó vivir en mi llegada a Buenos Aires en mis comienzos. Transmitirle eso a los chicos para mí es muy gratificante porque uno empieza a recordar cosas y es una linda nostalgia que a uno le agarra con mucho cariño. Fue más de una hora de charla intercambiando, preguntando, participando con ellos. Fue muy buena para ellos creo y para mí también, por lo que me tocó vivir en mi etapa de formación”.

¿Cuánto crees que vale para los chicos esta experiencia? Qué significa para vos?
“Yo creo que para ellos es importante porque tal vez uno no tuvo esta posibilidad en su momento. No teníamos esas charlas con futbolistas que hayan salido del club, que hayan vivido lo que están viviendo. Poder transmitir eso te abre un panorama más de lo que te toca vivir actualmente. Esa sensación de arrancar en Inferiores, poder cumplir tus objetivos y llegar a Primera, que es ahí donde creo yo empieza a aferrarse el sentido de pertenencia. Significa mucho para mí también porque lo que me tocó vivir en Huracán fueron las bases para poder hacer todo en mi carrera, crecí con Huracán, maduré, me golpeé, todo lo que fui como arquero profesional después. El club me marcó desde inferiores hasta Primera”.

¿Cómo llevas el aislamiento? Qué valor adquieren estas actividades en momentos así?
“En esta cuarentena es algo nuevo que tuvimos que incorporar todos. Cambiar los hábitos, cada uno se enfocó en su actividad persona, en la familia somos todos deportistas. Mi hijo juega al fútbol en Rosario, mi señora y mi nena juegan al voley, yo sigo entrenandome y trato de ocupar algunos horarios y espacios de la casa para seguir con la rutina de entrenamiento. Pasamos a compartir más momentos juntos también, nos fortaleció como familia porque te puede llevar al desgaste pero en nuestro caso nos favoreció en el día a día por saber que es una etapa que la tenemos que pasar bien y juntos para volver a la vida normal pronto”.

Noticias Relacionadas