“Este es un tiempo para pensar”

Adrián Calello dialogó en exclusiva con la Web Oficial sobre cómo afronta el aislamiento social obligatorio con su familia y cómo intenta sacar provecho de este momento que atraviesa la sociedad.

 

¿Cómo estás tras veinte días de cuarentena?
“La vengo llevando bien, de la mejor manera. Hay que estar en casa, ocupando los momentos. Estoy leyendo y escuchando música, estoy con mis hijos, entreno y descanso. Tomo mucho mate, es un tiempo para pensar también. Estoy extrañando obvio el fútbol porque cuando pasan los días ya extrañas la rutina”.

¿Con quién compartís el aislamiento?
“Estoy con mi familia, mi mujer y mis dos hijos. No salgo de casa, extraño mucho a mi familia, en especial a mis viejos que son mayores y están solos en el departamento. Si bien estamos cerca los extraño mucho”.

¿Aprovechas para sumar con las tareas del hogar?
“Ayudo. La que hace la mayoría de las cosas es mi mujer por supuesto pero si tengo que quedarme con los nenes lo hago. No soy un gran cocinero pero de vez en cuando meto un asado. Con los nenes más que nada intento ayudar y a ordenar la casa porque sino se torna un caos”.

¿Los entrenamientos continúan con la misma intensidad?
“Los trabajos que realizamos son ejercicios físicos que nos manda el profe en un plan semanal, por videos y también escrito. La metodología de entrenamientos es de lunes a sábados, con los domingos libres. Enviamos los videos, el profe corrige posturas y la idea es que entrenemos diariamente, pero a veces se hace difícil con los espacios de cada uno para mantenerse activo día a día”.

¿Ayuda la competencia entre los grupos?
“Si, la verdad es que la idea de tener del profe de dividirnos en grupos y que el video de cada integrante, con entrenamiento terminado, sume dos puntos por día es muy buena. Venimos parejos, está cabeza a cabeza porque todos entrenan y ninguno deja de mandar el video diario. El que pierde paga el asado. Sirve para pasar esta etapa”.

Me imagino que la comunicación es fluída entre el plantel
“Por supuesto, hablamos con nuestros compañeros de cómo llevamos el día a día, cómo es el entrenamiento en casa, algunos sólos, otros con familia. Hablé con Israel, personalmente con cada uno manda mensajes para ver cómo nos sentimos y estar”.

¿Imaginan el regreso a las prácticas colectivas y la competencia?
“Las expectativas están siempre de arrancar lo mejor posible cuando se reanude, ojalá sea pronto, se extraña mucho entrenar y jugar. Ojalá pase rápido y vuelva todo a la normalidad”.

¿Consideras que puede ser un nuevo punto de partida esta suspensión?
“Si, por supuesto. Le va a pasar a la mayoría de la sociedad que vuelva a su trabajo, a su vida normal, después de esto verán las cosas de manera diferente. Definitivamente va a ser un punto de partida a medida que comenzemos a entrenar y a jugar. Ojalá para nosotros sea bueno para sumar puntos y poder pelear arriba que es donde Huracán se merece”

Noticias Relacionadas