#HistoriaQuemera El Palacio Ducó, un perfecto escenario

Fotogénico y universal, el Estadio Tomás Adolfo Ducó fue el marco seleccionado para recordados anuncios que en un principio supo lucir en sus enormes carteles, cabeceras personalizadas de sus multitudes, y siempre en sus bocas de salida o torres de iluminación. Más hacia el hodierno, además de las gráficas, variadas publicidades televisivas se filmaron utilizando al Palacio de Patricios como spot, incluyendo la de la Copa Libertadores 2010 y la Copa América 2011.

En el diario Olé del 21 de septiembre de 2002, el creativo Maximiliano Anselmo, explicó las ventajas técnicas del recinto:

«Una cancha universal. El Tomás Adolfo Ducó es uno de los grandes estadios de Latinoamérica. Incluso cuando filmamos para empresas multinacionales, decidimos hacerlo ahí. La elegimos porque es una cancha auténtica; la más universal de todas. Tiene características muy propias: mantiene esa mezcla de presente e historia que da un tono interesante para la imagen. Su estilo es universal y la arquitectura es la de las canchas que se hacían en los años cuarenta. Por eso se realizan tantas producciones allí. El marco imponente que da la tribuna popular del Ducó no lo tiene otro estadio acá en la Argentina.
Uno de los detalles que más me gusta es la curva de la tribuna y sus dimensiones. En un solo plano se puede tomar a toda una enorme bandeja. Esa popular debe ser una de las más grandes de todas las canchas de la Argentina. Llena, da un marco imponente a la filmación de una publicidad.
Las marcas deportivas que se quieren identificar con la tradición (es el caso de Coca-Cola) prefieren un estadio como el de Huracán a uno moderno como el que tiene Vélez. Es una cancha que atraviesa todas las épocas».

Gonzalo Hernán Minici

Noticias Relacionadas