#HistoriaQuemera El primer telón del fútbol argentino

El 2 de diciembre de 1989 quedó marcado como un hito de las gradas. En su mirífico Palacio, Huracán salió al campo de juego en medio de una fiesta blanca y roja con un peculiar protagonista en la Tribuna Bonavena: un gigante de tela que medía sesenta metros de largo por cuarenta de alto y rezaba pasión quemera se apropió de todas las miradas. Se trataba del primer «telón» del deporte que más espectacularidad presta en Argentina; huracando, padre de todos los demás e hijo de La Quema. Para cerrar tremenda apertura, el Globo propinó un contundende 5-1 a su rival, Almirante Brown. Soberana contundencia, aunque, en mayor medida, sobre escalones colmados.

Gonzalo Hernán Minici

Noticias Relacionadas