Comunicado del Presidente de Huracán

Ante las inquietudes de los socios y socias del club a quienes les rendí, les rindo y les rendiré siempre cuenta de mis actos como Presidente, les informo que hace dos años concretamos entre Boca y Huracán un acuerdo sobre el jugador Ramón Ábila de cuya negociación, así como del contenido del contrato, soy el total y único responsable.

Fue así que hace dos años la negociación con Boca Juniors consistió en el pago de la deuda que el Club Brasilero mantenía con nuestra Institución, quedándose con el 50% de los derechos económicos del jugador, logrando de
esta manera:

  • El ingreso del dinero que Cruzeiro no había pagado de forma inmediata (el reclamo al club Brasilero llevaba más de 6 meses de negociación e intimaciones).
  • Evitar la ejecución del fallo de FIFA (que hubiera llevado un tiempo enorme).
  • La posibilidad de que Ábila juegue seis meses en el club, haciéndose cargo Boca de gran parte del salario del jugador.
  • Resguardar un futuro ingreso; tal como sucedió.

Las posibilidades que venían a futuro por esta negociación eran las siguientes:

  1. Se transfería el jugador a un tercer club (Huracán recibía el 50% menos los salarios abonados por Boca mientras el jugador permaneció en nuestro club).
  2. El jugador regresaba a Huracán en febrero de 2020, sin la obligación de Boca de abonar suma alguna.

Habiendo transcurrido dos años de la firma de aquel contrato, ante la falta de ofertas de otros clubes y la imposibilidad material de que efectivamente el jugador regrese a Huracán, comenzamos las negociaciones que dentro de las cláusulas establecidas en el contrato, podíamos hacer uso en este momento.

Dichas negociaciones fueron llevadas a cabo en el marco de una complicada situación económica financiera que estamos atravesando como club agravada por la situación del país, suba del dólar, adquisición de derechos económicos de jugadores, pago de salarios, entre otros compromisos.

Huracán necesitaba dinero en este momento para cumplir cabalmente con todas las obligaciones asumidas, que de forma alguna podríamos haber cancelado con los ingresos corrientes. Resultaba muy riesgoso, reitero: en el marco de la situación económica que atravesamos, esperar hasta enero a una hipotética futura oferta que nos respresentara un ingreso mayor al resarcimiento que ahora recibimos.

Considero que, desde lo estrictamente económico, hemos vendido en más u$s 6 millones, un jugador adquirido en u$s 400 mil y han ingresado las sumas en un momento muy propicio para nuestra institución, las cuales provocaran un gran alivio para los compromisos asumidos.

Doy siempre lo mejor para nuestro club y lo seguiré haciendo estos últimos meses de gestión, con errores y aciertos, por supuesto; pero siempre pensando en la mejor decisión para Huracán.

Cordialmente,

Alejandro Nadur | Presidente de Huracán

Noticias Relacionadas