Un tropezón en Tucumàn

Dura derrota de Huracán en tierras tucumanas, teniendo en cuenta que los equipos de las primeras posiciones no habían obtenido buenos resultados. Era una hermosa ocasión para poder prenderse arriba definitivamente, pero no se pudo. Más por aciertos ajenos, que por errores propios, se perdió un partido que tenía a Huracán como favorito.
El Decano salió a llevarse por encima a Huracán, y el Globo nunca supo contrarrestar ese planteo del rival. Con presión constante en todas las zonas, Huracán nunca pudo hacerse dueño de la pelota, y eso le impidió generar situaciones claras de gol. De esta manera, tras un centro cruzado y un malentendido defensivo, a los 16´ llegó el primer gol de Atlético, que bien supo conectar Longo.
El trámite del partido siguió por la misma senda, y por eso a los 32´ Montiglio en un ataque rápido, remató desde afuera del área, y la puso contra un palo, donde Monzón no tuvo nada que hacer. Ya en el segundo tiempo, y si bien Huracán intentó ser más protagonista con los cambios que planteó Diego Cocca, no alcanzaron para darle la claridad necesaria al equipo, y no se pudo dar vuelta la situación.
Por su parte, el Decano siguió de la misma manera hasta el final, con más presión que juego y perjudicó a la generación de juego del Globo. Este tropezón no llega a ser caída, por la clara levantada que viene teniendo Huracán, por eso se confía en que fue una mala noche y ya se trabaja a partir de mañana de lleno, para lo que será un partido importantísimo frente a Rosario Central el próximo sábado, tanto por la relevancia del rival como por la idea de mantenerse en la discusión por el tan ansiado regreso a primera.

Nota: Juan Cirino
Departamento de Prensa
Club Atlético Huracán
“La grandeza hecha pasión”

Noticias Relacionadas