Copas Nacionales Oficiales

1920- Campeón Copa Estímulo (Torneo entre los equipos más destacados de la Asociación Argentina de Fútbol, de Primera División)

En 1920 se disputó la Copa Estímulo, mientras la selección argentina participaba del Campeonato Sudamericano de Río de Janeiro. Se trató de una competición de la que formaron parte los equipos más importantes de la Asociación (entre ellos, Boca y Estudiantes La Plata). En las dos zonas clasificatorias (Huracán compitió en la Norte junto a Palermo, Nueva Chicago, Porteño, Sportivo del Norte y Sportivo Palermo) no se llegó a completar el fixture. Sin embargo, la Asociación Argentina decidió que los líderes de ambos grupos (Huracán y Banfield) disputaran la final. Pero luego, en disidencia con las autoridades por cuestiones ajenas a esta Copa Estímulo, Banfield se retiró a la Asociación Amateurs. En consecuencia, la Asociación Argentina determinó otorgarle el título a Huracán.
La campaña del Globo en esta copa fue la siguiente:
15/8/1920: Huracán 1-Nueva Chicago 0.
22/8/1920: Huracán 1-Porteño 1.
5/9/1920: Huracán 0-Sportivo del Norte 0.
12/9/1920: Huracán 2-Sportivo Palermo 1.
19/9/1920: Porteño 0-Huracán 2.

1922- Campeón Copa Ibarguren (Torneo anual disputado entre los campeones de Buenos Aires y Rosario. Huracán venció a Newell’s con resultados de empate 1 a 1 y triunfo 1 a 0)

En 1922 Huracán se consagró bicampeón del fútbol argentino (ya había conquistado el título en 1921), tras una campaña brillante en la que apenas perdió un partido. A consecuencia de este título, el equipo de Parque de los Patricios se ganó el derecho a disputar la Copa Ibarguren, un trofeo donado por el Ministro de Instrucción Pública, Dr. Carlos Ibarguren, que se disputó entre 1913 y 1958. Desde el comienzo y hasta 1941, en la final se enfrentaron el campeón de la Asociación Argentina y el de la Liga de Rosario, salvo durante la interrupción de la competencia entre 1926 y 1936.
En la edición anterior (perteneciente a 1921, pero disputada en enero de 1922), Newell’s se había impuesto a Huracán con comodidad: 3-0, en la cancha de Boca, con dos goles de Atilio Badalini y uno de Julio Libonatti.
Y Huracán tuvo su revancha en esta segunda participación en la Copa Ibarguren. Newell’s y Huracán repitieron sus títulos y tuvieron que dirimir este trofeo otra vez. El 24 de marzo de 1923 se midieron en la cancha de Sportivo Barracas e igualaron 1-1. Loyarte había puesto en ventaja a los rosarinos, mientras que a seis minutos del final empató Angel Chiesa. Huracán formó con: Ernesto Kiessel; Carlos Nóbile, Juan Pratto; Fontana, Ramón Vázquez, Juan Scursoni; Adán Loizo, Rodríguez, José Laguna, Chiesa y Cesáreo Onzari.
Poco más de un mes después, se volvieron a enfrentar en el mismo escenario. El 22 de abril, Huracán ganó 1-0 y festejó. El único tanto del encuentro lo marcó Chiesa, a los 40 minutos. Sólo hubo un cambio respecto de la formación del primer partido: el ingreso de José Caldera en lugar del Negro Laguna.
Esta temporada, Huracán también debía enfrentar al campeón uruguayo, Nacional, por la Copa Río de la Plata/Ricardo Aldao, pero debido a la tirantez entre las dos asociaciones (sobre todo, a partir de la deserción de Peñarol el año anterior), no se disputó la final para determinar al campeón rioplatense. Sin embargo, también se trató de un año consagratorio en una década consagratoria.

1925- Campeón Copa Ibarguren (Torneo anual disputado entre los campeones de Buenos Aires y Rosario. Huracán venció a Tiro Federal de Rosario por 2 a 1)

En 1925, Huracán obtuvo su tercer título de Liga, tras definir en desempate frente a Nueva Chicago. Entonces, otra vez, accedió a la final de la Copa Ibarguren. El rival no era esta vez ninguno de los dos gigantes rosarinos (Rosario Central y Newell’s): el representante era Tiro Federal.
El encuentro decisivo se disputó el 19 de setiembre de 1926, en la cancha de Huracán. Y se impuso el equipo de Parque de los Patricios por 2-1. En el primer tiempo, a los seis minutos, Guillermo Stábile abrió el marcador; y a los 30, Juan Pratto alargó la diferencia. Ya en el segundo tiempo, a los 15 minutos, descontó López. Huracán formó ese día con: Armando Ceresseto; Carlos Nóbile, Juan Prato; Pablo Bartolucci, Giglio, Souza; Adán Loizo, Ángel Chiessa, Guillermo Stábile, Mario Fortunato y Cesáreo Onzari.

1942- Campeón Copa Adrián Escobar (Torneo anual disputado por los siete primeros equipos ubicados en la tabla del Campeonato oficial. Huracán eliminó a Newell’s, a San Lorenzo y venció en la final a River Plate)

Este tradicional trofeo de los años 40 reunía a los siete mejores equipos de la temporada. En la primera ronda, Huracán eliminó a Newell’s por diferencia de corners, según las reglas impuestas por la AFA para ese torneo (ganó el Globo 4 a 2), luego de igualar sin goles, en la cancha de San Lorenzo. En las semifinales, se jugó el clásico contra nuestro archirrival: luego del alargue, se impuso 1-0 Huracán, en el Monumental. El partido decisivo se disputó el 1 de diciembre contra River. El 2-0 ante La Máquina fue el perfecto cierre de un año para el aplauso. Con la última escena como testimonio: Huracán con los brazos en alto.

1943- Campeón Copa Adrián Escobar (Torneo anual disputado por los siete primeros equipos ubicados en la tabla del Campeonato oficial. Huracán eliminó a River Plate, a Independiente y venció en la final a Platense)

El acceso a la Copa Adrián Escobar permitió defender el título y construir otro precioso hito: como en 1933, en la Copa Consuelo Beccar Varela, Huracán dio la vuelta olímpica en el Gasómetro. Sucedió el 11 de diciembre, ante Platense. Fue empate sin goles y se resolvió con la reglas de esa competición: por corners. Y en esa instancia ganó Huracán 4-1. Era la tercera final sucesiva de Huracán en la Adrián Escobar (“un título oficial del fútbol argentino, más allá de sus particularidades de disputa”, sostiene el periodista e historiador Oscar Barnade).

1944- Campeón Copa Competencia Británica (Copa disputada por equipos de Primera División. Huracán eliminó a Vélez, a San Lorenzo, a Newell’s y venció a Boca Juniors en la final por 4 a 2)

Ese año llegó el último título oficial hasta 1973: la Copa Competencia Británica, otra competición tradicional de la década del 40, donada por el embajador del Reino Unido en Argentina. Huracán eliminó a Vélez (2-1), San Lorenzo (4-3) y a Newell’s (4-1). Y el 9 de diciembre, en el Gasómetro, El Globo se impuso a Boca por 4-2. Y festejó un hito: por tercera vez en su vida y por segundo año consecutivo, Huracán daba una vuelta olímpica en el césped de la cancha del archirrival. Un episodio suficiente como para que este 1944 resultara memorable.

2014 – Campeón Copa Argentina (Torneo federal anual de máxima categoría que se disputó por quinta vez y contó con la participación de 261 equipos de todo el país. Huracán le ganó en la final a Rosario Central por penales 5-4 en un encuentro disputado en el Estadio del Bicentenario, en San Juan)

En este torneo Huracán eliminó a Crucero del Norte, a Boca Juniors, a Banfield, a Estudiantes (LP), a Atlético Rafalea y en la final del certamen a Rosario Central para conquistar esta competencia por primera vez y alzar su séptima copa local.

2015 – Campeón Supercopa Argentina (Competición -perteneciente a la edición 2014- disputada a un sólo partido entre el ganador de la Superfinal 2013-2014 y el ganador de la Copa Argentina 2014. Huracán derroto a River Plate 1 a 0 con gol de Edson Puch).

Este partido decisivo se disputó en el Estadio del Bicentenario de San Juan y fue la tercera edición. El título alcanzado por el Globo le otorgó una plaza para la Copa Sudamericana 2015.

Aclaración importante:

En 1933 el club se adjudicó también la Copa Consolación Beccar Varela, pero como se trata de la ronda consuelo que derivaba de un torneo de mayor jerarquía, no figura en la lista de campeones de Copas Nacionales publicada en la web oficial de AFA.
De esta competición (perteneciente a la edición de 1933, pero disputada en 1934) participaron aquellos equipos que no habían accedido a la Ronda Final de la Copa de Honor Beccar Varela, entre ellos Boca, River y San Lorenzo. Huracán, que en el campeonato de ese año finalizó decimosegundo, comenzó su recorrido en la Consuelo frente a Argentinos Juniors, en la cancha de Ferro. Y ese 6 de enero logró imponerse recién en el alargue, por 3-2.
Ya en los cuartos de final, goleó 4-1 a Quilmes. En las semifinales le tocó un rival difícil: Boca, el subcampeón de la temporada de 1933. El partido se disputó en Avenida La Plata y Huracán, que tenía a Herminio Masantonio como máxima figura, ganó 3-1. En la otra semifinal, en la cancha de Racing, Lanús venció a Talleres de Remedios de Escalada por 4-3.
La final se llevó a cabo el 27 de enero de 1934. Y el 2-1 ante Lanús dejó la agradable sensación y el inolvidable episodio para el recuerdo de festejar la consagración en la cancha de San Lorenzo, que en 1933 había ganado su primer título en la Era Profesional. En la década siguiente, tal sensación volvería a suceder en dos ocasiones: en la Copa Adrián Escobar de 1943 y en la Copa Competencia Británica de 1944.

Por otra parte, algunos historiadores, diversos diarios de la época y distintas páginas especializadas en estadísticas de fútbol le adjudican también a Huracán la Copa Río de la Plata (también llamada Copa Ricardo C. Aldao) de 1921 por la negativa de Peñarol (Campeón de Uruguay) de medirse con el Globo (Campeón de la Asociación Argentina). Pero ese trofeo está en discusión y no se encuentra homologado oficialmente.
La Copa Río de la Plata de 1921 es, sin dudas, el único título en discusión de todos los que obtuvo Huracán a lo largo de su historia centenaria. La Copa, también llamada Ricardo Aldao, la disputaban el campeón de la Liga de Argentina y el de la de Uruguay. En las dos ediciones anteriores, el vencedor había sido Nacional de Montevideo.
La escisión en el fútbol argentino generó un inconveniente en esta competición, cuyo trofeo había sido donado por el Dr. Ricardo Aldao, presidente de la Federación Argentina de Fútbol (1912-1914) y de la Asociación Argentina (1918-1919). El campeón de la Asociación Argentina (la oficial, homologada por la FIFA) era Huracán. Pero el campeón de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Peñarol, quería enfrentar a Racing, el vencedor de la Asociación Amateur (la disidente).
Señala el historiador uruguayo Atilio Garrido: “En 1921, Peñarol Campeón Uruguayo intentó jugar la Copa Aldao –que nunca había conseguido– ante el Campeón Argentino de la Asociación Amateur, Racing de Avellaneda y no ante Huracán que era el titulado de la Asociación Argentina legítima. La AUF se lo impidió…”
Ante ese impedimento, Peñarol optó por no enfrentar a Huracán en la final. Debido a esta deserción de Peñarol bien podría considerarse a la edición de 1921 de la Copa Río de la Plata como el tercer título para Huracán, tras la obtención de la Copa Estímulo de 1920 y del título de Liga de 1921.
Se trata de un caso excepcional en la historia de las competiciones: una ausencia unilateral que atenta contra el derecho legítimo del rival en el partido definitorio, que sí estaba dispuesto a participar. Y como tal se entiende el episodio. Más allá de las inevitables discusiones, sobre todo a partir de la falta de una expresión oficial al respecto y de que la Memoria y Balance de la Asociación Argentina se encuentra extraviada. En el libro Oficial del Centenario Quemero, que publicaron el ex presidente del club Néstor Vicente en conjunto con Hernán Claus, Roberto Guidotti y Luis Carlos Ruiz, esta Copa Aldao está contemplada de idéntico modo.