“Sé que voy a volver y llegar a dónde me proponga”

Micaela Díaz, boxeadora del Club Atlético Huracán, dialogó en exclusiva con la Web Oficial sobre los entrenamientos individuales que reciben los pugilistas quemeros a través del entrenador Pablo Rodríguez y su deseo de volver a pelear tras ser madre.

 

¿Cómo estás llevando la cuarentena? Cómo mantenes el entrenamiento?
“Bueno en principio quiero que ya termine todo esto y poder ir a entrenar al club con los chicos y el profe Pablo. Me cuesta mucho todavía adaptarme, ya había agarrado el ritmo de hacer las cosas en casa, atenderlo a Bauti mi hijo y luego de todo eso ir a entrenar, siempre lo llevo conmigo al gimnasio. Mientras yo entreno, el juega. Ya había agarrado ese ritmo de vida y me acostumbré rápido, ahora cuesta pero hay que cuidarse y tratar de pasarlo lo más paciente que pueda.

No voy a negar que me ‘achanché’ un poco en esto de la cuarentena, me cuesta entrenar en casa, a veces Bauti no me deja, ja. Trato de meterle siempre que puedo, hay veces que entreno toda la semana o día por medio, para estar mas o menos en ritmo y que no cueste tanto cuando volvamos al club”.

Te preparabas para tu regreso tras ser madre, ¿molesta que se haya pospuesto?
“Estaba en eso, entrenando, me sentía muy bien , fuerte, positiva y también era entrenar e imaginarme que volvía estando a mi lado mi hijo me daba una gran fuerza mental y aunque a veces estaba cansada o un poco desanimada llegaba la hora y me iba igual. También me jugaba en contra el trabajo de ser mamá, por un lado es difícil pero sé que voy a volver y llegar a dónde me proponga, tengo condiciones y todo cuesta. Tengo de ejemplo a mí compañera y amiga Flor Juárez que pasó por lo mismo que estoy pasando ahora y nunca bajó los brazos y hoy ya está viviendo la mejor etapa que es el profesionalismo.

Realmente me molestó, me fastidio porque estaba ahí de poder volver a pelear, quizás me faltaba un mes más de entrenamiento pero ya estaba ahí a punto, con mi cabeza metida en volver y con las ganas que crecen día a día”.

¿La familia qué papel ocupa en estos momentos?
“Bueno mí familia siempre ocupó y ocupa una parte muy importante en mi vida y en la de mi hijo que ellos son los que me ayudan siempre, mamá y papá siempre están y no tengo palabras para agradecerle todo lo que hacen por mí y Bauti. Ellos me lo cuidaban para que yo pueda entrenar tranquila, a veces lo llevaba conmigo o si tenía que guantear, lo dejaba con ellos”.

¿Qué relación mantienen con los entrenadores y entre los boxeadores del club?
“Mí relación con el profe Pablo Rodríguez es muy buena, ¡ya hace 7 años que es mí profe, ja!, ahora es el padrino de Bauti asi que gracias a Dios, Pablo es un crack, una gran persona y tanto en lo profesional también, él es uno de los motivos por los cuales quiero volver, es mi forma de agradecerle todo los años de dedicación en enseñarme en cada golpe, cada movimiento. Siempre me habla y ocupa un papel muy importante en mi carrera como boxeadora, él es mi creador como siempre dije y todo se lo debo a él y yo creo que no tengo mejor manera que agradecerle, volviendo a entrenar y seguir este camino juntos.

Con los chicos y chicas del club nos llevamos bien, tratamos de ser compañeros siempre, de ayudarnos entre todos y bueno más allá de compartir los entrenamientos, también algún momento de risas”.

Noticias Relacionadas