#HistoriaQuemera Aniversario de Sebastián Viberti

El cordobés Sebastián Humberto Viberti nació en El Crispín, el 22 de abril de 1944. De pibe jugó en Talleres de Jesús María y a los 18 años pasó a San Lorenzo de Córdoba. Hacia 1963 lo recomendó Giúdice a Huracán, que pagó 800 mil pesos por él.

Era como los cinco de antes: alto, con juego pausado, de buen cabezazo y con una zurda precisa. Era honesto y decidido pero su carácter frontal le ocasionó varios problemas. Se ganó el reconocimiento de todo el país y en 1967 fue convocado a la Selección que jugó el Sudamericano. En el Globito logró 116 partidos y convirtió 12 goles entre 1963 y 1969.

En el Málaga lo apodaron “Patón” pues resulta que lo llamaron a entrenar y no le encontraron botines nº 46, debiendo esperar a que estos llegaran desde Madrid. Fue ídolo en España tras realizar campañas históricas con su club y en el ocaso pasó por el Tarragona hasta hacerse técnico del Vélez-Málaga (dirigió a Antonio Banderas) y volver al país para jugar en Belgrano. Dirigió a los celestes, al Málaga, Estudiantes de Río Cuarto, Talleres y a Huracán, con quien consiguió 61 puntos en 52 fechas entre 1987 y 1989. Siguió con Instituto hasta que un infarto lo sacó de carrera.

Falleció a los 68 años, aquejado por un fuerte dolor en el pecho. Sus últimas palabras públicas fueron “estoy en terapia con un problemita y ahí viene el médico”. Ese día, el Málaga vistió brazalete negro y a los cinco minutos del juego, el estadio entero gritó su nombre.

Pablo Viviani

Noticias Relacionadas