Mancinelli, Araujo y Damonte hablaron en los 110 años

En la noche del primer festejo por los #110AñosHuracán, los tres referentes del plantel subieron al escenario para devolver todo el cariño recibido a lo largo de la velada.

 

El calor brindado por los presentes tuvo su punto más alto cuando los conductores invitaron a hablar a los jugadores del plantel que asistieron al evento. La vergüenza de algunos y el tiempo apremiado sólo permitieron las voces de Federico Mancinelli, Carlos “Pipi” Araujo e Israel Damonte, pero todos se expresaron ante la atenta mirada de sus compañeros, entre ellos, Lucas Gamba, Pablo Álvarez, Andrés Roa, Mauro Bogado y Daniel “Rolfi” Montenegro, quien formó parte del equipo y se llevó una mención especial.

El primer turno fue para Mancinelli, quien respondió de la siguiente manera cuando lo consagraron como un histórico: “Realmente no me siento en ese lugar, creo que hay apellidos muy importantes dentro de la historia del club. Esta noche estamos teniendo la posibilidad de tener a Daniel (Montenegro), que para mí es un verdadero histórico, él se merece que lo reconozcan.”

En segundo término, “Pipi” Araujo tomó el micrófono, pero el pueblo quemero no lo dejó hablar: los invitados se rompían las manos y cuando los gritos eran ensordecedores, el número 4 pudo entregar su testimonio: “Gracias a todos, gracias por el cariño. Felices ciento diez años de vida a esta familia quemera, es un orgullo para mí representar a Huracán como para todos mis compañeros. Tenemos un compromiso muy grande con estos colores como lo venimos demostrando, creo que de eso no hay duda. Mientras sigamos vistiendo esta camiseta vamos a dejar todo por esta institución. Ojalá podamos llevar a Huracán nuevamente al lugar que se merece.”

Finalmente, uno de los nuevos jugadores del plantel, pero que ya comienza a ganarse el corazón de los hinchas del Globo, tomó la palabra. Israel Damonte, con sencillez y mucha humildad, cerró el agradecimiento: “Muchas gracias a todos. Estoy contento de estar acá con todos ustedes. Estoy agradecido del cariño que nos dan a todos los jugadores, quiero agradecerles el trato. Yo vengo de otra escuela, de otro lugar, ni mejor ni peor, diferente; y me he sentido muy cómodo desde que llegué, desde el primer partido, lo he hablado con Gustavo (Alfaro), en esa primera vez. Desde que pisé el Ducó, mis compañeros principalmente y la gente que trabaja en el club, me hicieron sentir muy cómodo y a gusto. Estoy contento de estar acá en estos ciento diez años, esperemos que se vengan cosas buenas para Huracán, es lo que soñamos todos.”

Rodrigo Germán Da Silva

Foto: Daniel Méndez

Noticias Relacionadas