#HistoriaQuemera Homenaje a Ramón Vázquez

Nombrar a Ramón Vázquez es hablar del gran capitán de los años veinte, símbolo de constancia y regularidad.  El centro-half había nacido el 7 de marzo de 1897, y desde chiquito ya tenía dos sanas costumbres: Parque Patricios y Huracán. En 1920 debutó con los mayores del Globo, pero como no lo ponían mucho, se fue a Atlanta, de donde volvió tras pedir disculpas para que se le levante la sanción.

Era flaco, alto y se destacó a pesar de su corta edad, caracterizándose en que nunca utilizó el juego brusco. Es que a Vázquez le sobraba lo que a otros les faltaba: oído para los consejos de los que tenían más cancha. El “Flaco” formó parte del equipo que ganó el campeonato estímulo de 1920 y después fue nombrado capitán, mandato con el que llevó a Huracán a ganar los títulos oficiales de 1921 y 1922, más el campeonato argentino de 1922. Luego, perdió la capitanía con Scursoni, pero siguió como uno más y conquistó el campeonato de 1925. Su gran compañero dentro y fuera de las canchas fue Onzari, de quien fue cuñado y socio en una zapatería.

Luego fue cobrador de las cuotas del club y organizó los equipos de veteranos, en lo que fue la antesala de la fundación de la Mutual de Veteranos, que presidió desde 1951. Tuvo toda una vida dedicada a Huracán, que finalizó el 20 de octubre de 1983. Eso le vale el recuerdo de los quemeros, que lo rememoran cada vez que leen su nombre en la tribuna Miravé.

 Pablo Viviani

Noticias Relacionadas