«Fue con justicia, Huracán hizo un buen partido»

Gustavo Alfaro reflexionó en Huracán TV tras la victoria frente a Tigre por dos a cero y planteó los objetivos para el Globo a futuro.

 

El tercer triunfo al hilo

«Es el segundo consecutivo de visitante. Creo que fue con justicia, Huracán hizo un buen partido. Tendríamos que haber abierto el marcador en el primer tiempo, tanto de penal como la que sacan en la raya.

Después el partido era sabido que en un momento se iba a poner crítico porque Tigre, en esa necesidad como tuvimos nosotros el año pasado, para buscar los puntos y evitar esa zona de descenso iba a arriesgar, se iba a abrir y ahí nos presionaron un poco arriba y ya no podíamos sostener tanto la pelota en el arranque del segundo tiempo como lo habíamos hecho en el primero. Simultáneamente se dio la expulsión y nosotros hicimos el cambio de aire necesario, como para poder darle velocidad a un equipo que estaba abierto. Terminamos ganando un partido con justicia».

Las palabras a Diego Mendoza tras volver al gol

«Lo felicité, me alegro mucho por él. A Diego a veces le toca el momento ingrato, entrar en los momentos difíciles del partido, jugar cada tanto, a veces no ser parte del equipo, estar concentrado y no ser parte del banco de suplentes. Si vieran la actitud que tiene él para apoyar a sus compañeros, para sumar desde el lugar que le toca. Es un chico muy querido en el plantel. Este gol nos alegra mucho a todos porque es una demostración de que esto es un equipo, a veces te puede llegar a tocar la ingratitud de no sentarte en el banco de suplentes como le pasó los últimos dos partidos y entrar a la cancha hoy y terminar metiendo un golazo que te reconcilia con todo lo demás. Nos alegramos tanto por Juanfi (Garro) como por Diego, por lo que es él para el grupo y por la alegría que genera que esa clase de muchachos tengan la alegría que tuvieron hoy».

Un análisis sobre la mejora del equipo

«Se está acomodando bien. Yo les decía que en este encuentro teníamos que tener la flexibilidad de interpretar lo que pedía el partido. Nos quedábamos con la última imagen ante Banfield. El equipo había jugado muy bien pero uno no puede creer que va a hacer lo mismo. Los partidos eran distintos, la disposición de Tigre es distinta, su idea de buscar es distinta. Acá era fundamental ayudarlos tanto a Rossi como a Damonte contra esos cuatro o cinco hombres que quedaban en ataque, en inferioridad numérica. Hicieron un gran trabajo todos. Tanto Roa como Auzqui ayudándolos como Gamba y Chávez para taparlo a Prediger y que no pudiera hacerse de la pelota.

Rossi y Damonte le dieron el equilibrio al equipo para recuperar rápido la pelota, darle una salida rápida y limpia y hacer una pausa en el sector central del terreno que era la clave como el otro día para ganar el partido. En la medida que van sumando partidos juntos, se van conociendo y complementando. Son las sociedades que uno tiene en la cabeza y después te la devuelve el campo de juego o no. Yo tenía una sociedad en la cabeza y la realidad me la está devolviendo».

¿Para qué está el Huracán de Alfaro?

«Para seguir peleando, para seguir luchando partido tras partido, tenemos la ilusión. Tenemos un plantel nuevo, lo estamos rearmando, nos estamos acomodando a esta nueva realidad y tratando de sumar la mayor cantidad de puntos posible pero tener una idea de lo que pretendemos como equipo y en la medida que vaya creciendo en crecimiento y resultados, nos iremos sintiendo más cómodos con la aspiración de pelear arriba.

Queremos ponerlo a Huracán en una situación de privilegio para que los promedios no vuelvan a pesar. Hacer un buen colchón de puntos muy importante para su futuro y que empiece a mirar todas las cosas seductoras como las copas internacionales. Es un grupo muy comprometido con eso y ojalá lo podamos hacer realidad. Hoy es una ilusión a la que estamos intentando darle forma. Como les decía a los jugadores antes del partido, ya es una forma que empezamos a visualizar como posible».

Santiago Nigro

Foto: Daniel Méndez

 

 

Noticias Relacionadas