“Trabajo para cumplir el sueño de jugar en Primera”

Agustín Casco, lateral de la Cuarta División, firmó recientemente su primer contrato con Huracán y habló con la web oficial sobre su experiencia y sus expectativas a futuro.

 

Este joven futbolista se desempeña como lateral o volante por la izquierda. Llegó hace 2 años al equipo quemero. Previo a su arribo al Globo, jugó 7 años en River Plate. Luego de llegar a un acuerdo por su primera firma como profesional, dialogó en exclusiva con la web oficial para contarnos sobre su nueva etapa en el club.

 

– ¿Hace cuánto tiempo estás en Huracán?

– Este va ser mi segundo año, anteriormente jugué 7 años en River Plate.

– ¿Qué sensaciones tenés después de firmar tu primer contrato?

– Es una sensación muy linda. Considero que trabajé muy bien durante todo el semestre y el año pasado, y que lo hayan reconocido de tal manera es muy importante para mí.

– ¿Esperaste mucho tiempo este momento?

– Si, desde que llegué al club. Lo único que pensé fue en trabajar día a día para poder ganármelo y dejar todo por la camiseta que me tocaba defender.

– ¿Tenías algún indicio de que ibas a firmar el contrato a tan poco tiempo de haber llegado al club?

– No tenía mucho indicio, ya que al no tener tantos años en el club pensé que jugaría un poco en contra.

– ¿Quién te comunicó que ibas a firmar el contrato?

– Me lo comunicó Néstor Apuzzo, el Coordinador General del Fútbol Juvenil.

– ¿Fuiste solo a firmar el contrato o te acompañó alguien de tu familia?

– Fui con mi representante. Mi mamá quería viajar de Gesell para venir a acompañarme pero no pudo por temas laborales.

– ¿Cómo fue tu primer entrenamiento con los jugadores profesionales?

– Siempre que me toca entrenar con ellos es una linda experiencia. Es un buen momento para mostrarse y seguir aprendiendo.

– De los jugadores del plantel, ¿tenés algún referente? ¿Quién y por qué?

– Hay muchos referentes, creo que es difícil quedarse con uno solo. Son todos jugadores con mucha experiencia y de cada uno se puede sacar algo.

– ¿Qué experiencias tuviste en el club desde que llegaste?

-Mi primer año, jugué en Cuarta División y me tocó un grupo muy unido, lo cual nos hizo pelear el torneo hasta las últimas fechas. Si bien no se nos dio, fue una gran campaña. Este semestre, me tocó jugar en Reserva y si bien no fue el campeonato que esperábamos, en lo personal quedé muy satisfecho.

– ¿Cuáles son los objetivos personales que te planteás de cara al próximo torneo?

– Que sea mejor que el que pasó y seguir trabajando para cumplir con el sueño, que es jugar en Primera.

– ¿Qué equipos te gustaría enfrentar?

– Los equipos grandes siempre tienen otro gustito. Creo que San Lorenzo y River son los que no me gustaría perderme.

– ¿Pudiste hablar con el cuerpo técnico? ¿Qué te dijeron? ¿Qué esperan de vos?

– Y esa pregunta es media complicada de contestar… (Risas). Te soy sincero, hay cambios ahora en Reserva y con los de Primera no tuve charlas aún. Siempre que fui a entrenar era para hacer algunos trabajos tácticos o fútbol, alguna que otra vez. Y ahora los chicos que firmamos ya arrancamos nuevamente la pretemporada de Reserva.

– ¿En qué partidos de este último torneo sentiste que tu rendimiento fue el que esperabas?

– Fue un torneo muy regular en lo personal. Creo que los partidos en los que más sobresalí  fueron contra Colón en Santa Fe, y el final del torneo contra Belgrano jugando como volante.

– ¿Qué partidos fueron los más complicados, en cuánto al rival y al resultado final del partido?

– Creo que el partido más complicado fue el 4-1 contra Talleres de Córdoba (el campeón). Fueron muy superiores a nosotros. Empezamos ganando y una expulsión de un compañero nos golpeó anímicamente.

– ¿Qué gol tuyo sentís que fue el mejor? ¿Podés relatarlo?

– En este torneo hice uno solo. Jugué mucho de lateral, en ese puesto son otras las responsabilidades (risas). Mi tanto fue contra san Martín de San Juan: una buena  jugada de Agustín Curruhinca, donde dio el pase atrás y pateó cruzado.

– A nivel grupal, ¿cómo terminaron el torneo?

– Fuimos de menor a mayor. Si bien no terminamos en donde queríamos, creo que el equipo, al tener muchos jugadores de juveniles, tuvo su proceso de adaptación para los más chicos.

Maira Arrojo

Noticias Relacionadas