“Mi papá me dijo que ataje como en la canchita del barrio”

Rafael Ferrario tuvo la oportunidad de atajar y debutar en la Reserva del Club Atlético Huracán ante Belgrano de Córdoba. Actualmente es el arquero de la Quinta división y brindó una nota exclusiva con la web oficial del Globo, luego de una gran actuación.

 

– ¿Cuándo llegaste al Club y quién te trajo?

– Llegué al club en enero de este año. Un compañero de Huracán me pasó el contacto de un profe. Me comuniqué y él me dio las fechas de pruebas para poder venirme a probar y poder ficharme. Me probé, pero no me dijeron nada. Me fui a Jujuy y recibí un llamado que me confirmó que me presente el 20 de enero a hacer la pretemporada.

– ¿Cómo fue experiencia en el fútbol hasta hoy?

– En mi provincia, Jujuy, atajaba en el Club Monterrico San Vicente. En 2015, con un grupo de compañeros, acompañados por mi profe Diego Vilte, vinimos a pruebas a Buenos Aires. En 2016 fiché en River, donde aprendí muchas cosas, el año siguiente pasé a Banfield donde no tuve la suerte de atajar ni mostrarme mucho. De ahí llegué a Huracán, donde hoy por hoy gracias a Dios estoy teniendo un buen presente.

– ¿Qué se siente dar un paso tan importante y haber podido atajar en la Reserva del Club?

– La verdad es que estoy muy feliz por todo lo que me está pasando. Me siento muy bien en el club. Los técnicos me brindaron confianza y yo trato de dar lo mejor de mí.

– ¿Cuáles fueron las palabras que te dijo Jorge Sebastía (entrenador de arqueros de la Reserva de Huracán) en Córdoba antes del partido?

– Jorge, como todos los profes, aportó mucho, dándome palabras de seguridad. Me dijo que esté tranquilo. Hasta mi papá me mandó un mensaje diciéndome que quería que atajara como si estuviera en la canchita de mi barrio.

– ¿Cómo fue concentrar con Shayr Mohamed, Agustín Curruhinca, Ramírez y Polvera?

– Todos son buenos compañeros. Fue lindo compartir momentos con ellos y con el resto del plantel.

– La Quinta División está pasando un gran momento. ¿A qué creés que se debe?

– Los entrenamientos y el esfuerzo grupal están dando sus frutos. Hay un buen grupo humano y mucho compañerismo entre todos, somos un grupo muy unido.

Santiago Nigro

Noticias Relacionadas