#HistoriaQuemera ¡Feliz cumpleaños, Gastón Esmerado!

Hoy festeja cuatro décadas Gastón Rubén Esmerado, un hombre de inevitable remembranza en cada cumpleaños de Huracán.

En redundancia a la etimología de su apellido, el esmero fue su principal fuente. Desde su debut en Lanús (1996) hasta su retiro en Arsenal (2015), el Gato mostró garras en los ocho cuadros para los que posó. También en Huracán, donde de 2008 a 2010 dejó dulces recuerdos a base de férreo ímpetu y el brío, la vehemencia y el ardor de sus actuaciones. Claro que no únicamente plasmó sudor y sacrificio, sino también otros dotes: además de correr y raspar, ordenaba. Fue un Ángel de Cappa que, como suplente, recibió los más puros elogios; es que en ese plantel, además de suplir a Bolatti correcta y prolijamente (líneas que mantuvo en sus 55 juegos en el Globo), era un líder de vestuario imprescindible en la construcción de aquel grupo. Sin embargo, para los Huracanenses, el feliz recuerdo de este centrocampista gira en torno a un episodio: el 1° de noviembre de 2008, durante los festejos por los cien años de Huracán y cuando el partido contra Estudiantes estaba por finalizar empatado en 0, Esmerado se arropó con la historia Quemera que ese día bendecía el aire, se mezcló con la presencia omnipresente de Masantonio, Stábile, o algún otro astro, y creó un zurdazo que hizo explotar el ángulo del arco defendido por Andújar y a toda La Quema después. Fue el gol del Centenario. El «Gol del Siglo».

Este día, el actual director técnico que cuando futbolista logró sus lauros, y también músico aficionado, fanático del punk rock y bajista de una banda blanca y roja junto con Kevin Cura, Leandro Díaz y Luciano Napolitano (hijo del mítico Pappo), se adueña de la escena. Bienvenida su alusión: fue el apellido de un gol sin olvido.

Gonzalo Hernán Minici

Noticias Relacionadas