“Una lesión no me podía retirar de las canchas”

Silvana “Pipi” Peralta, capitana histórica del equipo de fútbol femenino del Club Atlético Huracán, dialogó en exclusiva con la web oficial y contó cómo se preparan para el torneo que está por iniciar.

 

Pretemporada 2018

“Estamos empezando con los entrenamientos, si bien va a ser mini pretemporada porque nos queda poco tiempo, como en todo comienzo siempre estamos con las mejores expectativas. También tratando de obtener la base física necesaria para encarar el torneo”.

El rendimiento de los refuerzos que se sumaron a mitad de año

“Los refuerzos fueron de menor a mayor, creo que costó bastante hasta encontrar la posición de alguna de las chicas, pero ahora ya están con más confianza. Y con más trabajo se puede explotar su potencial”.

El objetivo del equipo para este año

“La meta principal es sumar puntos para dejar atrás los últimos puestos y poder trabajar con más tranquilidad. Además, es poner a Huracán en donde se merece estar, que creo es del quinto puesto para arriba. Tenemos todo un año por delante, debemos tratar de incorporar nuevas jugadoras y que regresen algunas que se han ido”.

La llegada de un nuevo DT

“Espero que el nuevo DT se incorpore pronto y pueda aportarle orden al equipo. Que tengamos una identidad de juego e ideas claras. Creo que con el nuevo entrenador vamos a renovar energías, va a ser un nuevo comienzo”.

Su futuro

“Me gustaría dirigir a Huracán más adelante, voy a capacitarme para eso. Pero por ahora solo pienso en ponerme bien físicamente, tener un buen año futbolístico y poder aportar lo mejor de mí al equipo”.

La lesión que la alejó de las canchas por 6 meses en 2017

“Mi última lesión fue un golpe muy duro, estaba volviendo de otra lesión importante donde me había hecho una triple fractura de clavícula. El momento sabía que me había lastimado pero no pensé que podía ser otra fractura, esta vez fue en el tobillo. Si bien no fue necesaria una intervención quirúrgica, la recuperación sería más larga. Lo primero que pensé fue en dejar de jugar, era demasiado en poco tiempo. Con el tiempo mi marido me convenció de que tenía que volver, una lesión no me podía retirar de las canchas. Ahí comenzó una nueva etapa, la primera parte de mi recuperación no fue buena así que buscamos otras alternativas. Hablamos con Leandro Sande y me llevó con el kinesiólogo Marcelo Goñi, él me ayudó a volver a jugar. Así que aprovecho para agradecerle todo lo que hizo por mí, a él a mi familia, por supuesto, que me bancó y me banca en todo momento”

Sofía Cruz

Noticias Relacionadas